La revisión de primeras pruebas, galeras o galeradas (pueden llamarse de todas estas formas) es una corrección más que, normalmente, realiza quien ha escrito el texto. Pero es posible que no sepas a qué debes estar atento.

Racool_studio. Freepik

Una galerada es el texto impreso (o en PDF) del arte final. Es decir, tal cual se editará, con sus números de página, sus títulos de capítulo, sus blancos y sangrías, índices, página de créditos… Es conveniente que la revisión la realice la misma persona que corrigió el texto. Pero, si ya se ha corregido, ¿para qué revisar otra vez?

  • Es posible que el autor o la autora haya pasado por alto alguna corrección importante en el texto.
  • Hay que vigilar que las citas y la bibliografía se muestren siempre de la misma forma, al igual que los títulos, subtítulos, apartados… Asimismo, se comprueba la composición de cuadros, tablas y anexos; la correlación de la numeración de capítulos, notas al pie…; la foliación de las páginas y las referencias cruzadas («Véase página XX»); así como la portadilla y la página de créditos.
  • Tipográficamente, se comprueba que no haya tipos de letras diferentes (que se haya mezclado una Times New Roman con una Arial, por ejemplo) y que las cursivas, negritas, mayúsculas… estén unificadas, así como que la partición de palabras sea correcta.
  • En cuanto a la composición, se revisan las cajas de texto, la disposición de los párrafos, la aparición de líneas viudas o huérfanas, la regularidad de los blancos…

Si aún tienes dudas, mira aquí.


¿Buscas correctora de textos? ¿Quieres maquetar tu libro físico o digital?

Pídeme presupuesto sin compromiso. Te responderé en menos de 48 horas.